Incendios en Rusia causan “nube marrón”, podría llegar a Artico

La Plaza Roja del Kremlin y la Catedral de San Basilio, en una foto comparada con y sin la densa nube de humo causada por incendios forestales. Reuters

Por Alister Doyle

OSLO, ago 10 (Reuters) – El humo de los incendios forestales que ahoga a Moscú agrava los problemas de salud causados por las “nubes marrones” desde Asia al Amazonas, mientras que el hollín ruso podría agudizar el calentamiento global acelerando el derretimiento del hielo ártico, dicen expertos ambientales.

“Los efectos para la salud de esas nubes son enormes”, dijo Veerabhadran Ramanathan, encargado de un estudio del Programa Ambiental de Naciones Unidas (UNEP por su sigla en inglés) sobre las “nubes marrones”, causantes de una disminución de la luz solar en ciudades como Pekín o Nueva Delhi, afectando el crecimiento de cultivos en Asia.

Las nubes – una neblina de contaminación de autos o plantas eléctricas alimentadas a carbón, incendios forestales y la quema de materiales como madera para cocinar y producir calor – son casi permanentes y causan enfermedades respiratorias crónicas y coronarias.

“En Asia, sólo el humo puertas adentro -producido porque la gente cocina con leños – causa más de un millón de muertes al año”, dijo a Reuters Ramanathan, de la Universidad de California, San Diego.

El máximo funcionario de salud de Moscú dijo el lunes que cerca de 700 personas morían a diario, el doble de lo visto en condiciones normales, mientras Rusia vive su peor ola de calor en 130 años.

“Los incendios rusos son en principio similares a lo que ves de otras nubes marrones”, dijo Henning Rodhe de la Universidad de Estocolmo, vice encargado del estudio de UNEP sobre nubes marrones atmosféricas.

“La diferencia es que esta sólo dura unas pocas semanas”, agregó.

Para el clima, “la principal preocupación (…) es qué impacto tendría el humo ruso en el Artico, en términos de carbono negro y otras (partículas) en el humo que caigan sobre el hielo marítimo”, señaló Ramanathan.

Kim Holmen, quien dirige el departamento de investigación del Instituto Polar Noruego, dijo que en los últimos años “hemos tenido episodios de biomasa quemándose que llevó nubes sobre el Artico”.

Holmen, quien dirige una estación de supervisión de contaminación en Svalbard en el alto Artico, dijo que el aire sobre Rusia ha estado bastante estable en los últimos días, concentrando el humo sobre la tierra.

Un cambio en los vientos que alivie la contaminación en Moscú podría llevar el smog hacia el norte.

El hielo del mar Artico, que disminuye a mediados de septiembre a un mínimo anual antes del congelamiento que conlleva el invierno, actualmente cubre una zona apenas mayor que el 2007 y el 2008, las extensiones más pequeñas registradas desde que comenzaron las mediciones satelitales en la década de 1970.

Los incendios forestales en Rusia consumen cerca de 1.740 kilómetros cuadrados, dijo el Ministerio de Emergencias ruso.

Holmen reiteró la preocupación de las autoridades rusas de que los incendios podrían liberar elementos radioactivos atrapados en la vegetación desde el desastre nuclear de Chernobyl en 1986.

Anuncios

Acerca de elsalvador.com

www.elsalvador.com El Diario de Hoy
Esta entrada fue publicada en Contaminación, General y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s